La creación de Dios para niños

David GR

Updated on:

Hace mucho, mucho tiempo, no había nada más que oscuridad y vacío (sí, como una gigante bolsa de papas vacías). Pero entonces, ¡BOOM! Dios dijo: «¡Aparece luz!» y la luz apareció. Fue como encender un interruptor mágico en el cielo. Y Dios vio que la luz era buena, ¡y así comenzó la gran aventura de la creación!

Así, Dios creó todo lo que hay en el mundo durante 6 días. Veamos qué hizo Dios cada día de la creación.

Primer Día: Dios creó la noche y el día

¡Hola, luz! En el primer día, Dios separó la luz de la oscuridad. Imagínense estar en una habitación oscura y, de repente, encender la lámpara. La luz ilumina todo a su alrededor, ¿verdad? Así es como Dios creó el día y la noche. ¡Qué maravilla!

EN el principio crió Dios los cielos y la tierra. 2  Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la haz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la haz de las aguas. 3  Y dijo Dios: Sea la luz: y fué la luz. 4  Y vió Dios que la luz era buena: y apartó Dios la luz de las tinieblas. 5  Y llamó Dios á la luz Día, y á las tinieblas llamó Noche: y fué la tarde y la mañana un día.

Génesis 1 

Segundo Día: Dios creó el cielo y el mar

¡Arriba y abajo! En el segundo día, Dios creó el mar y el cielo. Imaginen un techo gigante y azul que se extiende sobre sus cabezas. Eso es el cielo. Y para hacerlo aún más interesante, Dios creó las nubes y el aire que respiramos. Y luego creó el mar. 

Tercer Día: Dios creó la tierra, con sus árboles y plantas

¡Tierra firme! En el tercer día, Dios hizo que apareciera la tierra. Imaginen un enorme jardín lleno de colinas, montañas y hermosas flores de todos los colores. Dios creó la tierra seca y separó las aguas para formar los océanos y los mares. También hizo crecer árboles frutales con deliciosas manzanas, naranjas y plátanos. ¡Yey!

la tierra, con sus árboles y planta

Cuarto Día: Dios creó el sol, la luna y las estrellas

¡Luz en el cielo! En el cuarto día, Dios creó el sol, la luna y las estrellas. Imaginen un cielo lleno de luces brillantes, como si alguien hubiera esparcido diamantes en el firmamento. El sol brilla durante el día, la luna nos acompaña por la noche y las estrellas nos hacen soñar con aventuras en el espacio.

Quinto Día: Dios creó las aves y los peces

¡Criaturas del agua y del aire! En el quinto día, Dios creó las criaturas acuáticas y las aves. Imaginen un océano lleno de peces de todos los colores y tamaños, nadando y jugando entre las olas. En el cielo, pájaros de hermosos colores vuelan y cantan melodías alegres. ¡Es un mundo lleno de vida!

la creación del mundo, Dios creó las aves y los peces

Sexto Día: Dios creó los animales y las personas

¡Animales y personas! En el sexto día, Dios creó los animales terrestres. Imaginen un safari lleno de leones majestuosos, elefantes gigantes y monos saltando. Y, lo más emocionante de todo, ¡nos creó a nosotros, los seres humanos! Dios creó a Adán y Eva en su propia imagen y era lo más hermoso que Dios había creado. Dios observó todo lo que había hecho y vio que todo era perfecto. 

Séptimo Día: Dios descansó

¡Día de descanso! En el séptimo día, Dios descansó y nos dio un día especial para descansar también. Imaginen un domingo lleno de juegos divertidos, picnics en el parque y risas con amigos y familiares. Es un día para agradecer a Dios por todas las maravillas que ha creado.

Y así concluye nuestra increíble historia de la creación de Dios. A través de su poder, imaginación y amor, Dios nos dio un mundo hermoso y lleno de vida para explorar y cuidar. Cada día es una oportunidad para apreciar y aprender sobre las maravillas que nos rodean.

¿Qué enseña la historia de la creación a los niños?

Esta historia de la creación de Dios nos enseña varias lecciones importantes. 

  • Primero, nos muestra el poder y la imaginación de Dios al crear el mundo y todo lo que contiene. Nos enseña que Dios es el creador de todo y que es amoroso y generoso al proporcionarnos un mundo hermoso y lleno de vida.
  • Además, esta historia nos enseña sobre la importancia de la diversidad y la interconexión en la creación. Dios creó diferentes tipos de criaturas, desde los peces en el mar hasta los pájaros en el cielo, y nos creó a nosotros, los seres humanos, para cuidar y disfrutar de esta creación. Nos muestra que todas las formas de vida tienen un propósito y un valor en el plan de Dios.
  • También nos enseña sobre el descanso y la importancia de tomar tiempo para relajarnos y apreciar la creación. Dios descansó en el séptimo día y nos dio un día especial, el día de descanso, para que también podamos disfrutar de momentos de paz y gratitud.

¿Te gustaría debatir sobre la historia de la creación de Dios? Explora estas 10 preguntas sobre la creación de Dios para niños (con respuestas)

Resumen de la creación de Dios para niños

En el principio, todo era oscuridad. Pero entonces, Dios dijo: «¡Hágase la luz!» y apareció la luz. En el primer día, Dios separó la luz de la oscuridad y creó el día y la noche. En el segundo día, creó el cielo, separando las aguas y formando las nubes y el aire. En el tercer día, hizo aparecer la tierra seca y separó las aguas para crear los océanos y los mares. Además, hizo crecer árboles frutales y hermosas flores.

En el cuarto día, Dios creó el sol, la luna y las estrellas. El sol brilla durante el día, la luna nos acompaña por la noche y las estrellas nos hacen soñar con aventuras en el espacio. En el quinto día, Dios creó las criaturas acuáticas y las aves, llenando el océano con peces de colores y el cielo con pájaros hermosos. En el sexto día, creó los animales terrestres y, lo más emocionante de todo, ¡nos creó a nosotros, los seres humanos!

En el séptimo día, Dios descansó y nos dio un día especial para descansar también. Es un día para agradecer por todas las maravillas que nos rodean. Así concluye la historia de la creación de Dios, quien nos dio un mundo hermoso y lleno de vida para explorar y cuidar. Cada día es una oportunidad para apreciar y aprender sobre las maravillas que nos rodean.

David GR