¿Qué es la fe para niños?

David GR

La fe es creer en algo, aunque no siempre lo podamos ver o tocar. Imagina que tienes una semilla en tus manos, tan pequeñita que apenas la puedes ver. Pero ¿sabes qué? Si tienes fe y la plantas en la tierra, con amor y cuidado, esa semilla puede convertirse en una hermosa planta o incluso en un árbol frondoso. Eso es la fe, creer en algo, aunque no lo veamos en ese momento.

semilla que representa la fe

En el libro de Hebreos, capítulo 11, verso 1 leemos: «La fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve». Esto significa que la fe nos da seguridad en lo que esperamos, aunque no lo veamos en ese momento. Es como cuando esperamos con alegría la llegada de un regalo de cumpleaños, aunque aún no lo tengamos en nuestras manos.

¿Cómo podemos tener y hacer crecer nuestra fe?

La fe es como un regalo que Dios nos da: es creer en Él y en las historias maravillosas que nos cuenta la Biblia. Nos ayuda a confiar en Dios y en sus promesas, incluso cuando las cosas parecen difíciles. Así como una semilla crece con fe, nuestra fe también puede crecer y fortalecerse con el tiempo.

Planta que crece como la fe en los niños

Pero la fe también es algo que nosotros elegimos, como cuando decidimos confiar en nuestros amigos y familiares. Es decir, Dios te ofrece el regalo de tener fe en él y su hijo Jesús, pero nosotros debemos elegir aceptar ese regalo. 

Cuando tenemos fe, sentimos que no estamos solos. Es como tener una luz en nuestro corazón que nos da esperanza y alegría. La fe nos ayuda a ser mejores personas, a amar a los demás y a hacer cosas buenas. Así que, chicos, la fe es sentir en nuestro corazón el amor de Dios y querer compartir ese amor con los demás. ¡Es algo muy especial!

Recuerda, tener fe no significa que nunca tengamos dudas o miedos, sino que elegimos creer y confiar en algo más grande que nosotros mismos. Es como caminar en un puente invisible, sabiendo que aunque no podamos verlo, nos llevará a un lugar seguro. 

Actividades para niños sobre la fe

El árbol de la fe

Crea un gran árbol en una pared con papel o cartulina. Da a cada niño una hoja de papel y pídeles que escriban o dibujen algo por lo que tienen fe (como la familia, amigos, o Dios). Luego, pegan sus hojas en el árbol. Esto les ayudará a visualizar cómo la fe conecta a todos en la comunidad.

El juego del tesoro escondido

Organiza una búsqueda del tesoro donde cada pista esté basada en un versículo de la Biblia o una enseñanza sobre la fe. Los niños tendrán que leer y entender cada pista para encontrar el tesoro. Esto les enseñará sobre la fe de una manera activa y divertida.

Dibujo de la fe

Pide a los niños que dibujen lo que significa la fe para ellos. Puede ser un corazón grande, una cruz, o incluso una escena de una historia de la Biblia que les guste. Luego, pídeles que compartan su dibujo con el grupo y expliquen por qué eligieron ese diseño.

David GR